Manos a la guinda

0
13

Aprobado y activado, por parte del Gobierno Provincial mediante Decreto, el protocolo presentando por la Unión de Rugby de Misiones (URuMi) para la vuelta a los entrenamientos de sus clubes afiliados, el plantel femenino del Carayá Rugby Club de esta ciudad fue uno de los primeros en retornar a las prácticas y las chicas mostraron su alegría por volver a reencontrarse en un campo de juego.

Bajo estrictas medidas de prevención sanitaria, y en grupos reducidos, el team que orienta técnicamente la excapitana Puma, Noelia Billerbeck -también jugadora de la “Verde”-, sumó su primera tarde de entrenamientos en la cancha del Club Social Argentino. La vuelta al trabajo fue más que gratificante y así lo expresó Araceli Soledad Oviedo (22), actual integrante de la Selección Argentina, a EL DEPORTIVO.

En diálogo exclusivo con este Diario, la proclamada mejor rugbier de la provincia en la última edición de la Fiesta del Deporte Misionero de PRIMERA EDICIÓN, resaltó que “fue muy gratificante en lo personal enterarme que volvíamos a entrenar al club después de mucho tiempo, porque la verdad que ya extrañaba bastante.

Se hizo muy chocante esta situación, ya que venir de un ritmo de entrenamiento y jugar los fines de semana y pasar a no hacer nada por mucho tiempo te golpea en todos aspectos”.

Oviedo reconoció que “estamos volviendo de a poco, sumamos recién un día de entrenamientos con estrictas medidas, pero nos hizo muy bien volver a trabajar en el campo. La idea es ir incrementando trabajos día a día. En principio vamos a entrenar dos veces por semana”.

Sobre la rutina, la exatleta de pista, indicó que “con Noelia (Billerbeck) la idea es ir haciendo algunas tiradas para agarrar ritmo y cuando se pueda trabajar desde lo técnico-táctico”.

Y agregó: “Por suerte puedo sumar estos trabajos a mis entrenamientos diarios con la Selección, que lo venimos cumpliendo con un plan importante a través de Zoom y nos permite seguir conectadas y afianzándonos como grupo”.

En la Selección
Con respecto a sus trabajos con el combinado nacional, el cual integra desde hace poco más de un año y es dirigida por Tomás Bongiorno, Araceli explicó que “al principio, en el comienzo del aislamiento impuesto por el Gobierno, teníamos una rutina para hacerla diariamente en casa, pero por suerte el staff técnico de la Selección tuvo una excelente iniciativa de implementar los entrenamientos por Zoom y eso nos ayudó muchísimo”.

La eldoradense explicó que “nos cambió considerablemente entrenar todas juntas, vernos y recibir el aliento de los entrenadores y demás integrantes del cuerpo técnico. Ahí pudimos conocernos un poco más, alentarnos y consolidar el grupo. A veces no tenía ganas de entrenar sola y eso me afectaba, pero al estar conectadas todas recuperaba la motivación”.

Para cerrar, Oviedo indicó que “ojalá pronto pase todo esto y podamos volver a trabajar de manera normal. Por lo pronto hay que aprovechar estas ocasiones de entrenamientos y sacarle el mayor rédito”.

Araceli, con la vuelta de los entrenamientos, es la única integrante de la Selección que trabaja en grupo y en el campo de juego.

La entrada Manos a la guinda se publicó primero en Primera Edición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here